Bitcoin

Ripple, la criptomoneda de los bancos

Posted on

Hasta el momento, los términos más asociados al tema de las divisas digitales son minería y cadenas de bloques. Sin embargo, Ripple se presenta precisamente como la excepción al caso, y es considerada como la futura sucesora de Bitcoin. En el siguiente artículo presentamos algunos detalles referentes a esta criptomoneda que serán de gran utilidad a aquel interesado en realizar sus transacciones a través de ella.

Ripple

Conoce el sistema Ripple y sus ventajas

Ripple es un sistema de criptomonedas basado en la tecnología de blockchain, la misma que la empleada para el exitoso sistema de Bitcoin, pero que supera a  este último en diferentes aspectos. Es considerada como la moneda de los bancos y, a pesar de que su origen se remonta a años anteriores a Bitcoin, surge como una alternativa para llenar aquellos espacios que esta no ha logrado cubrir hasta el momento.

Ripple actualmente es la segunda moneda digital en capitalización del mercado, y a diferencia de otras muy famosas, no se basa en la minería, sino en el poder de cálculo para el mantenimiento del sistema. Su objetivo se limita nada más y nada menos que a facilitar las transacciones electrónicas, liberando a los usuarios de molestos requisitos y comisiones costosas.

Ripple es empleada por las entidades bancarias como un recurso alternativo al sistema tradicional, ofreciendo un sinfín de ventajas a los clientes, entre las cuales destacan principalmente la rapidez. De hecho, el tiempo de las mismas comprende un intervalo de 5 y 10 segundos, casi instantáneo. La certeza de las operaciones y la extensa trazabilidad de las mismas le confiere, además, un alto grado de seguridad que resulta muy eficiente y atractivo.

Otro de los grandes beneficios de este sistema es la posibilidad de realizar transacciones entre usuarios de diferentes países, a través de un acceso encriptado por una clave digital.  Además de ello, con Ripple los bancos tienen  la posibilidad de reducir los gastos operativos, pudiendo, de este modo, enviar dinero desde cualquier parte del mundo, lo cual marcaría un hito significativo en el desarrollo de la economía mundial.

Diferencias entre Ripple y Bitcoin

El auge significativo de Bitcoin desde su lanzamiento implantó en muchos la idea de que esta podría convertirse en la moneda de los bancos por excelencia. Sin embargo, la forma en que esta se encuentra estructurada en la actualidad no contempla los requerimientos para ello; esto debido una serie de razones que discutiremos a continuación, al compararla con Ripple, un prospecto mucho más serio y atractivo para las entidades financieras.

En primer lugar, cada moneda Ripple está conformada por una red de nodos similar a la cadena de bloques que conforma la Bitcoin. La diferencia, por supuesto, es que esta no es una cadena de bloques como tal, pues no se construye a partir de operaciones mineras, sino de transacciones verificadas gracias a un algoritmo de consenso. Con ello, se deja claro que no crean nuevas unidades monetarias de Ripple, una medida antiinflacionaria para los 100 millones existentes.

Como se ha dicho ya, la velocidad de las transacciones realizadas con la moneda digital Ripple es muy superior a Bitcoin que, por su parte, dura alrededor de 10 minutos, y esto se debe en gran medida a este consenso. Además de ello, las comisiones por transacciones son apenas perceptibles en comparación con otros sistemas.

Para finalizar, el único objetivo de Ripple como moneda, como se ha reiterado ya, es facilitar, modernizar y derribar barreras a la hora de realizar transacciones. Su objetivo no es destacar entre las criptomonedas, como el caso de Bitcoin que actualmente es el sistema de monedas digitales con más mineros registrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *